martes, 3 de julio de 2012

Un paréntesis para practicar judo.


Un grupo de simpáticos judocas.
En uno de nuestros últimos días de clase hemos recibido una visita muy especial… Jorge, un judoca muy especial para mí, nos ha dado una lección de este deporte.

Conseguimos transformar el suelo de nuestra clase en un auténtico tatami y nuestros sudores  nos costaron, pues el gimnasio estaba ocupado con las actividades de clausura del curso y tuvimos que subir todas las colchonetas. No fue un trabajo fácil porque para los peques supuso bastante  esfuerzo ya que son grandes en proporción a su tamaño, pero tampoco resultó demasiado difícil ya que cada vez les resulta más simple realizar tareas en grupo y los niveles en competencia social, en la mayoría de ellos, van alcanzando cotas cada vez mayores.

Si no se realizaran este tipo de actividades jamás conseguiríamos conocer realmente a nuestros alumnos. Las nuevas exigencias educativas nos demandan, ante todo, que ayudemos a los peques afrontar situaciones nuevas, siendo capaces de extraer nuevos conocimientos y, sobre todo,  aplicar con efectividad las habilidades trabajadas. Realmente no se trataba de una actividad meramente lúdica. Si bien es cierto que resultó bastante divertida para los niños trabajando, a su vez, objetivos muy concretos.

En primer lugar,  los peques que muy frecuentemente imitan la violencia que digieren en sus series favoritas, descubrieron el combate como deporte y la necesidad del acatamiento de unas normas, del autocontrol, del respeto del contrario, del valor de la lucha como medida de nuestras propias fuerzas y autodisciplina.

En segundo lugar, disfrutaron de un objetivo común. Batieron el record de los record montando y recogiendo el tatami. Despejar la clase para realizar proyectos, es ya una rutina en nuestra aula. Realizaron un auténtico trabajo de grupo que consiguió  reafirmarme en la idea de que el lío, que se suele formar en clase cuando nos desprendemos del tan cómodo trabajo individualista, merece la pena.

En tercer lugar, se consiguió romper con prejuicios y esquemas mentales fuertemente adheridos. Algunos se negaban a quitarse los zapatos porque sus mamás le tenían prohibido hacerlo. Repetían las palabras japonesas como si dominasen el idioma (¡oh, no todo es español e inglés!).  La mayoría de ellos estaban seguros de que saldrían de esa clase convertidos en auténticos cinturones negros sin necesidad de mucho esfuerzo. Y que larga se les hizo la espera a algunos hasta que se enfrentaron cuerpo a cuerpo.

La lucha se convirtió en una diversión, no hay más que ver sus caritas. Comprendieron que pueden hacer eso que, a como cachorros, les gusta hacer pero con autocontrol, cortesía y sonrisas.



Muchas gracias por la gentileza a Jorge, del cual  tengo la suerte de ser madre, que se acercó a saludar y a brindar su sabiduría a estos peques que lo ven poco menos que como el famoso “primo de zumosol”.  Me gustaría animar a todos los papás y mamás de nuestra pequeña comunidad  a que se gocen de sus hijos, viéndoles crecer día a día, disfrutando de las alegrías que nos proporcionan en cada etapa que comparten en nuestras vidas. 

8 comentarios:

  1. Hola, Soy Ssissimon del blog Ssissimonea, http://ssissimon.blogspot.com.es/, ya me he hecho seguidora vuestra gracias al proyecto de blog amigos. Bienvenid@s!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Me paso por tu blog para conocerte mejor.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Hola Maricarmen.
    ¿También trabajas en julio? Os bajan el sueldo a los funcionarios en Andalucía, y encima haces una huelga a la japonesa trabajando en vacaciones. ¡¡Eres increíble!!
    Por cierto, veo que tu hijo ha heredado la vocación por la enseñanza de su madre. Te felicito por tener un hijo tan generoso y compartir con "tus peques" su tiempo.
    Un fuerte abrazo.
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...muy aguda.
      Trato de poner al día los atrasos, así espero que la Junta haga lo mismo con nosotros cuando pasen los malos tiempos.
      Lo de la vocación por la enseñanza de mi hijo está aún por ver, tiempo al tiempo, ahora le apasiona más el judo y eso es lo que trató de transmitirle a los peques. Juegan mucho a luchar tal y como se los presentan los dibujitos animados, cuando se lo comenté me propuso darles una visión deportiva del combate y creo que conseguimos que disfrutaran de sus juegos sin violencias.
      Un abrazo también a vosotros.

      Eliminar
  3. Hola, tienes un regalito en mi blog. Pásate a recogerlo: www.lacuenteria:fabricadecuentos.blogspot.com. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Me paso por tu blog en cuanto actualice todo los atrasos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola: si nos dejas tu correo electrónico, te enviaremos un mail cuando alguien publique una entrada de ayuda desde "Un proyecto entre todos". Un saludo de Ana, Mreia, Miren, Fini y Noelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miren
      Podéis usar el correo que figura en el blog.
      espero poder ser de ayuda.
      Hasta pronto

      Eliminar